Análisis sobre la guerra de consolas

Análisis sobre la guerra de consolas

¿La guerra de consolas ya está definida?

Aunque Microsoft ha sido tímido al respecto y decidieron no revelar los números de cuantas consolas han logrado vender hasta fecha, todo apunta a que la PlayStation 4 aventaja a Xbox One por una diferencia de 16 millones de consolas. Muchos fans ya han pegado el grito en el cielo acompañado platillos y pompones en celebración del triunfo de Sony mientras otros lamentan la amarga derrota.ps4-logo

¿La suerte realmente está hecha?, ¿Xbox One está destinada a vivir bajo la sombra de la PlayStation 4?

Si hacemos memoria, la última vez que hubo una ventaja con características similares fue durante la generación pasada que a diferencia de ahora, era la Xbox 360 quien lideraba las ventas y que en un punto  tuvo una ventaja de alrededor de 8 millones de unidades y fue la consola líder en USA durante nada más y nada menos que 25 meses consecutivos. Los ejecutivos de Microsoft alardeaban de que incluso en una mala economía ampliaban su ventaja con respecto a su competidora directa.abandonar-Xbox-One-360

PlayStation 3 por otro lado era el hijo no deseado, la cenicienta de las consolas, un aparato costoso para el que era complicado programar y que ofrecía costosas características poco deseadas como el Blu-ray. Exactamente lo mismo que le pasa a Xbox One con Kinect y sus funciones de televisión, sin embargo, contra todo pronóstico la PlayStation 3 termino emparejando y hasta superando por un ligero margen a Xbox 360. Actualmente la PlayStation 3 ha vendido 86 millones de unidades mientras que Xbox 360 acumulo 85 millones.

Conclusiones

Todo esto apunta a que lo más probable es que la guerra de consolas aun no este definida, en primer lugar, porque no fue hasta el 2012 que PlayStation 3 logro remontar , 6 años desde el inicio de la 7ma generación. Esta generación apenas tiene 2 años, por lo que Microsoft aún tiene tiempo para ajustar su estrategia.

Las exclusivas y precios son calve par 12312a que Microsoft de la voltereta a los números, el  año pasado fue una clara respuesta de que Xbox One puede competir en el terreno de las exclusivas. El siguiente punto importante es la guerra de precio, ambas consolas son muy parecidas y puede que el precio lo determine todo. Microsoft es una compañía de elite y si mantiene el ritmo en cuanto a exclusivas y pone en marcha una agresiva guerra de precios tiene posibilidades de alcanzar a Sony.

No todo es tan fácil como comer cereal, existen otros factores que pueden jugar un papel decisivo.  La realidad virtual puede ser una carta de triunfo, aunque en este punto la reputación de Xbox One juega en su contra y por otro lado, no existe la certeza de que esta generación de consolas sea tan longeva como la anterior, algunos expertos afirman que podría terminar en 2019.

Lo cierto es que parece muy temprano para poner los huevos en una sola canasta y afirmar que consola ya es ganara y cual no. Mas alla de las preferencias de los jugadores lo anterior es un simple análisis y no una opinión favorable alguna marca, es simple industria del videojuego. te invitamos a visitar el portal de ambas compañias para mas noticias: